¿Por qué los girasoles miran al este?

¿Por qué los girasoles miran al este?

Los girasoles miran hacia el sol naciente porque el aumento del calor matutino atrae a más abejas y también ayuda a las plantas a reproducirse con mayor eficacia, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en Davis. Los resultados se publicaron el 9 de agosto en New Phytologist.

"Es bastante llamativo que se orienten hacia el este", dijo Stacey Harmer, profesora de biología vegetal en la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC Davis y autora principal del trabajo. "Es mejor que estén orientados hacia el este, ya que producen más descendencia".

Mientras los girasoles crecen, sus cabezas giran de un lado a otro para seguir el sol durante el día. Trabajos anteriores del laboratorio de Harmer demostraron que este seguimiento está controlado por el reloj circadiano interno de la planta.

Pero a medida que las cabezas de las flores, o capítulos, maduran y sus tallos se vuelven rígidos y leñosos, este movimiento disminuye hasta que las cabezas están todas orientadas hacia el sol de la mañana.

Cuando la investigadora postdoctoral Nicky Creux cambió la orientación de los girasoles dándoles la vuelta a las macetas, observó que los capítulos orientados al este atraían a muchas más abejas, especialmente por la mañana, que las plantas orientadas al oeste.

En una serie de experimentos, Creux, Harmer y sus colegas descubrieron que las cabezas orientadas hacia el este eran significativamente más cálidas por la mañana que las orientadas hacia el oeste. Ese calor supone un beneficio energético para las abejas que buscan comida a primera hora de la mañana, según Harmer. La luz solar directa también ilumina las marcas ultravioletas de los pétalos de las flores, que son visibles para las abejas pero no para los ojos humanos.


Las abejas visitan por la mañana los girasoles orientados al oeste (izquierda) frente a los orientados al este. La orientación al este permite que los girasoles se calienten más rápido y afecta al desarrollo de los floretes, favoreciendo la polinización y el éxito reproductivo.

La orientación afecta a la liberación del polen y al desarrollo de la flor


Un girasol es en realidad un compuesto de cientos, a veces miles, de flores individuales. Estos flósculos individuales se desarrollan primero en el borde exterior del capítulo, formando patrones espirales característicos.

La orientación de las plantas también afectó al desarrollo de las flores y al éxito reproductivo. Las plantas orientadas al este tienden a producir semillas más grandes y pesadas. También liberaban el polen más temprano por la mañana, coincidiendo con las horas de visita de las abejas.

Estos efectos parecían estar controlados por la temperatura en la cabeza de la flor. Cuando los investigadores utilizaron un calentador portátil para calentar los capítulos orientados al oeste, obtuvieron resultados similares a los de los capítulos orientados al este.

Por último, Evan Brown, un estudiante universitario supervisado por Ben Blackman en la Universidad de Virginia, tomó plantas macho estériles, que podían producir semillas pero no polen, y las rodeó de plantas normales orientadas al este o al oeste. Utilizando el genotipo, pudieron distinguir si las plantas estériles eran polinizadas por plantas orientadas al este o al oeste. El equipo descubrió que el polen de las plantas orientadas al este era responsable de más descendencia que el de las plantas orientadas al oeste.

Fuentes, créditos y referencias:

 Nicky M. Creux et al, Flower orientation influences floral temperature, pollinator visits and plant fitness, New Phytologist (2021). DOI: 10.1111/nph.17627

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio publicitario

Reciba actualizaciones por Telegram