Descubren fosas en la Luna que se mantienen a una temperatura ideal para vivir


Representación artística del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA. Crédito: Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA
Representación artística del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA. Crédito: Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA

Se ha despertado la curiosidad por saber si las fosas de la Luna que la sonda SELENE de la JAXA descubrió en 2009 ofrecen acceso a cuevas que los rovers y los astronautas podrían explorar. Es probable que estos rasgos se hayan creado al derrumbarse el techo de un tubo de lava.

Gracias a los datos de la nave espacial Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA y a la elaboración de modelos informáticos, los científicos financiados por la NASA han descubierto lugares sombreados dentro de las fosas de la Luna que siempre rondan unos agradables 63 F (unos 17 C). Las fosas serían lugares térmicamente estables para la exploración lunar en comparación con las zonas de la superficie de la Luna, que se calientan a 260 F (unos 127 C) durante el día y se enfrían a menos 280 F (unos 173 C) por la noche.

Tyler Horvath, estudiante de doctorado en ciencias planetarias de la Universidad de California en Los Ángeles, que dirigió la nueva investigación, dijo: "Unos 16 de los más de 200 pozos son probablemente tubos de lava colapsados".

El científico del proyecto LRO, Noah Petro, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, dijo: "Las fosas lunares son una característica fascinante de la superficie lunar. Saber que crean un entorno térmico estable nos ayuda a hacernos una idea de estas características lunares únicas y de la posibilidad de explorarlas algún día."

Horvath procesó los datos de Diviner -una cámara térmica- para averiguar si la temperatura dentro de las fosas divergía de la de la superficie.

Horvath y sus colegas utilizaron modelos informáticos para examinar las características térmicas de la roca y el polvo lunar y para trazar las temperaturas de la fosa a lo largo del tiempo, centrándose en una depresión aproximadamente cilíndrica de 100 metros de profundidad, con la longitud y la anchura de un campo de fútbol en una región de la Luna conocida como Mare Tranquillitatis.

Las variaciones en la iluminación revelan la estructura de los fascinantes cráteres de las fosas lunares. El panel central, con el Sol en lo alto, ofrece a los científicos una gran vista del suelo de la fosa de Maurius Hills. Cada panel tiene 300 metros de ancho, izquierda M133207316LE, centro M122584310LE, derecha M114328462RE. Crédito: NASA/GSFC/Arizona State University
Las variaciones en la iluminación revelan la estructura de los fascinantes cráteres de las fosas lunares. El panel central, con el Sol en lo alto, ofrece a los científicos una gran vista del suelo de la fosa de Maurius Hills. Cada panel tiene 300 metros de ancho, izquierda M133207316LE, centro M122584310LE, derecha M114328462RE. Crédito: NASA/GSFC/Arizona State University

Según los resultados, la temperatura en las partes permanentemente sombreadas de la fosa se mantiene en torno a los 63 F o 17 C a lo largo del día lunar, con muy poca variación. Las imágenes de la Cámara del Orbitador de Reconocimiento Lunar indican que una cueva puede extenderse desde el fondo de la fosa; si es así, también tendría esta temperatura relativamente agradable.

El equipo, del que forman parte el profesor de ciencias planetarias de la UCLA David Paige y Paul Hayne, de la Universidad de Colorado Boulder, cree que el saliente de la sombra es el responsable de la temperatura constante, ya que limita el calor que se produce durante el día y evita que el calor se irradie por la noche.

Un día en la Luna dura unos 15 días terrestres, durante los cuales la superficie es constantemente bombardeada por la luz solar y con frecuencia está lo suficientemente caliente como para hervir el agua. Las noches brutalmente frías también duran unos 15 días terrestres.

Fuentes, créditos y referencias.

Tyler Horvath, Paul O. Hayne, David A. Paige. Thermal and Illumination Environments of Lunar Pits and Caves: Models and Observations From the Diviner Lunar Radiometer Experiment. Geophysical Research Letters: 08 July 2022. DOI: 10.1029/2022GL099710

Fuente: NASA

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio publicitario

Reciba actualizaciones por Telegram